Top 12 consejos para que emprendas y escales tu negocio

Izzy

julio 01, 2019
LECTURA: 5 MIN

¿Qué significa emprender, realmente? ¿Cuándo funciona y cuándo no? ¿Es para mí?

Si ya tienes la idea de emprender o ya tienes un emprendimiento y quieres hacerlo crecer para que pase al siguiente nivel, el experto Jorge Guzmán te explica los pasos necesarios por los que debes transitar en este camino de múltiples direcciones.

Sabemos que emprender es tu sueño o pasión. Es también la fuente de tus mayores dolores de cabeza hoy.

Entendemos que crees firmemente en tu idea de negocio pero que hay obstáculos que complican que alcances el éxito.

Y, admítelo, algunas de las complicaciones serán externas, pero la mayoría son propias.

Así que le pedimos consejos a Jorge Guzmán, quien emprende desde muy joven y es hoy director de Ventas y socio de Imprex y co-fundador de TwistSoftware.com.

Fue así como Jorge compartió los siguientes pasos cruciales y buenas prácticas que todo emprendedor debe seguir, ya sea cuando esté recién comenzando o bien cuando quiere llevar su empresa al siguiente nivel:

Lo primero, es la pasión

Lo que haces te debe motivar. Sea cual sea tu idea de negocio, tiene que gustarte porque vas a invertirle mucho tiempo.

Además, tu amor por el proyecto se ve reflejado en el producto o servicio que das. Si estás por empezar tu empresa, tu foco principal no deben ser solamente el dinero o las ganancias, sino un interés genuino en lo que estás por comenzar, de lo contrario terminarás abandonándolo.

1. Define tu giro

Es básico que tengas claro si lo que estás por lanzar es una pequeña empresa o una startup.

  • Por pyme normalmente se entiende el negocio tradicional que continúa una oferta de productos y servicios ya establecidos y sin mucha innovación que son muy bien aceptados por los clientes.
  • Por startup hablamos de una empresa nueva que tiene una idea de negocio innovadora y escalable.

Vale precisar que hoy es normal considerar a los emprendimientos tecnológicos como empresas de este tipo, pero no es exclusivo de ellos. Romper el status quo, cambiar cómo se hace algo e innovar son la salvia de una startup.

2. Evalúa tus ideas

Es importante que tengas claro si tu negocio es viable o no. No es suficiente con tener una buena idea. Tienes que analizar todas las posibilidades y estudiar tu propuesta.

Aplica autocrítica y objetividad. Responde lo siguiente:

  • ¿Qué tienes que ofrecer?
  • ¿Es nuevo o similar a lo que ya hay?
  • ¿Por qué los clientes comprarían tu producto?
  • ¿Qué soluciones les das?
  • ¿Qué te hace diferente?

3. Cuenta tu idea

Es uno de los pasos básicos que todos los emprendedores prefieren ignorar abiertamente. Normalmente, es por temor a que les copien la idea o porque no tienen las habilidades de networking necesarias.

Compartir la idea con amigos, posibles socios o inversionistas es crucial. Te ayuda a recibir feedback sobre aspectos negativos del emprendimiento que tú no eres capaz de ver porque, posiblemente, te enamoraste de tu idea hasta los pies.

Al igual que al fracaso, no temas contarle a otros lo que estás haciendo. Sí, la posibilidad de que copien tu idea es alta. No serás el primer ni el último a quien le pase esto. Pero son tu sello personal y tu planificación del negocio lo que marcan la diferencia en tu emprendimiento, ¡nunca lo olvides!

4. Diseña un plan de negocios

Muchas empresas nuevas fracasan porque no tienen claro su plan de negocios. Así que analiza todos los flujos, tareas y responsabilidades involucradas, entre los cuales Jorge destaca:

  • Quiénes son tus proveedores.
  • Quiénes son tus distribuidores.
  • Necesitas servicio externo para operar.
  • Cuánto dinero tienes para empezar.
  • Cuánto vas a gastar.
  • Cómo vas a recuperar la inversión.

Para ser más prácticos, lo ideal es que lo plasmes en físico y tengas todos los puntos a cubrir visualmente presentes. Una herramienta que te ayuda a ver todo es el Business Model Canvas.

5. Analiza tu mercado

Tienes que conocer a tus clientes y rivales tan bien como tu propio negocio. Por eso, investiga qué les gusta, sus necesidades, qué le cambiarían o qué les parece el producto que ofreces, y como se compara con la competencia.

Comunícate con tus prospectos y clientes para enriquecer tu producto o servicio, cosa de que el resultado final sea una solución para tus compradores.

Hacerlo también te ayudará a saber si tu idea es rentable o no vale la pena el riesgo.

6. Rodéate de gente de valor

Desde el inicio únete a gente que comparta las mismas metas y valores que tú, busca aliados que les guste el trabajo y estén comprometidos con lo que estás haciendo.

Tener un co socio fundador te ayuda a unir fuerzas para impulsar el negocio, comparten responsabilidades y explotan las habilidades de cada uno.

Emprender sin socio es viable, pero es un camino muy solitario. Evalúa si tienes el aguante y recursos para hacerlo por tu cuenta antes de lanzarte.

7. Arma un equipo

Está claro que no puedes dividirte en veinte para atender todo lo que la empresa demanda.

Contar con un buen equipó te permite delegar responsabilidades para cada tarea con el fin de que todo funcione a la perfección.

Todos tus colaboradores son importantes y todas las tareas requieren atención especial, así que no subestimes a nadie.

Ahora bien, es común que un emprendedor emplee a amigos y familiares de confianza cuando parte. Lamentablemente, no es una buena práctica. Las relaciones personales y compromisos sociales se inmiscuyen en la estrategia de negocios.

Mejor separar las aguas si es posible. Si no, aclara desde un principio sus roles, alcances y límites.

8. Experimenta

Investiga y usa tu conocimiento adquirido. Guíate por datos duros y estudios para que todas tus acciones sean inteligentes y avances a paso seguro y contrasta con lo que te dice el sentido común.

Tu intuición es importante, pero es solo una parte de la fórmula. Así que respeta la data. Un buen análisis hace la diferencia entre una empresa más y una realmente exitosa.

9. Mantén una relación profesional con tu negocio

Uno de los principales peligros que enfrenta el emprendimiento es su propio dueño.

¡En serio! Es común que se enamoren tanto de la idea original que se aferran a ella y no aceptan que clientes y el mercado evolucionan.

Es importante que tu servicio o producto los acompañe en el camino y siempre esté actualizado para que sea la mejor opción para ellos siempre y no te quedes fuera de la competencia.

10. Enfócate en el cliente

El cliente siempre tiene la razón, al final este quien te da su dinero y confianza.

Piensa todo con base en sus gustos y necesidades para que se sientan felices y satisfechos con tu producto o servicio.

Asegúrate de que tu empresa tenga una cultura 100% enfocada al cliente, porque su experiencia de compra es la que te lleva al éxito, no el producto o servicio.

11. Imagina tu fracaso

Es más fácil fallar que ser exitoso. Suena duro, pero así es la realidad. Aunque no lo creas, debes pensar en tu fracaso porque te impide bajar la guardia y ayuda a seguir avanzando con paso firme por tu camino.

Pero esto no significa que te pongas en el lado negativo de las cosas. Simplemente, piensa en el fracaso como una alternativa más de tu emprendimiento, entiéndelo y acéptalo.

Mientras, sé disciplinado y cumple con tus deberes, persigue tus objetivos y no te dejes vencer tan fácilmente.

12. Busca un coach

Es normal que no lo sepas todo. Un mentor te permite acceder a la opinión y experiencia de alguien que ya estuvo o está en tus zapatos, aterrizar tus ideas y guiarte por el camino del emprendimiento.

Hay organizaciones y empresas que se dedican exclusivamente a ofrecer servicios de coach especializados para emprendedores.

Raya para la suma: ¡de ti depende el éxito!

Emprender es una decisión importante que cambia la vida. Es cierto, dejas de lado la tranquilidad de un cheque seguro como empleado con contrato fijo. No obstante, haces lo que te apasiona y vives de eso.

¿Emprendiste y quieres un marketing que realmente te conecte con el cliente? Entonces el inbound es tu solución. Contáctanos y te asesoramos gratuitamente para que veas si el inbound es para ti.

Aprende a usar cada herramienta de HubSpot.

Prepara a tu equipo y empodéralos con HubSpot para que consigan el mejor retorno de tu inversión.
Comienza tu implementación
Izzy

My name is Izzy and I am a co-founder of CRM Toolbox, an award-winning HubSpot Solutions Partner. I lead our team of consultants who provide professional guidance to help businesses implement the HubSpot CRM platform migrate, integrate their tech stack to HubSpot to create a seamless environment for sales reps to use. There is nothing I love more than solving the challenges that come up when someone wants to migrate an old system or integrate their tech stack with HubSpot - it's like a puzzle!

Déjanos un comentario

Suscríbete a nuestro blog

La mejor información sobre inbound marketing, ventas, guías y migraciones.

Artículos Relacionados

Los 11 errores más comunes al elegir un Tech Stack y cómo evitarlos

Elegir las herramientas tecnológicas con las cuales vas a apalancar el crecimiento de tu empresa no debe ser una decisión que tomes a la ...

enero 18, 2022
User onboarding: ¿qué es, para qué sirve y por qué es importante?

No es necesario recordarte lo importante que es la retención de clientes y el hecho de que es más barato mantener uno existente que ...

julio 17, 2021
6 certificaciones para llevar tus habilidades en ventas a otro nivel

Una de las disciplinas que más ha evolucionado en los últimos años es justamente la especialización en ventas. Y es que, antes las ventas ...

julio 15, 2021
¿Cómo vender más? ¡Usa un proceso de ventas!

No importa qué tan bueno sea tu equipo comercial, si no está utilizando un proceso estructurado, en realidad no ha llegado a su verdadero ...

julio 11, 2021